Reparación

La fibra de vidrio es un material muy noble que permite ser reparado aun cuando las piezas estén despedazadas. Esta cualidad le ha hecho popular para muchos y variados usos, particularmente empleada en la construcción como material de decoración y terminados. Afibra ha podido reparar muchas piezas que por alguna razón no estaban sujetas a ser sustituidas por completo. Desde una simple moldura hasta una sección de escultura, su reparación es un trabajo artesanal que solo empresas con personal técnico y experiencia pueden resolver.

Curiosamente, la mayoría de la fibra de vidrio se produce en forma de láminas conformadas por una superficie suave con pigmentación, generalmente Gel Coat, y una o varias capas de resina poliéster con fibra de vidrio y, de ser necesario, refuerzos entre las mismas, para hacerles más fuertes o simplemente más anchas. Por su forma de construcción, los problemas usualmente se concentran en la separación de las láminas y en el resquebrajamiento o estrellado de la superficie pigmentada.

Lo anterior puede pasar por tensión en la pieza mal instalada o una mala fabricación que provocara zonas huecas entre el laminado, o por golpes o tensión ocasionados por accidentes o el ambiente (generalmente huracanes y tormentas severas). Se debe evaluar inicialmente si conviene más al cliente la sustitución de la(s) piezas o su reparación. Por ejemplo, una lámina de 2.4 m x 1.8 m con un determinado texturizado que fue rota por la fuerza del viento y quedó dividida en 4 pedazos, puede ser unida, reforzada y, con suerte, mantener la imagen de la pieza original. Esto quizás tome 4 veces más del tiempo utilizado en hacer una nueva pieza y enviarla para ser sustituida, por lo que el precio de reparación quizás sea el doble o triple que el de la pieza original, llevada a cabo por un personal de alta capacidad; además, tomaría mucho tiempo hacer el trabajo en sitio incluyendo gastos de traslado, alojamiento y materiales. En algunas otras ocasiones, como en el caso de los vehículos, cajas y frentes pueden ser sustituidos por piezas nuevas y las dañadas repararse en taller a un menor costo y guardarlas para una sustitución futura. Ya sea que se tome la decisión de reparar o sustituir en sitio o en taller, el personal debe tener como principal objetivo de la reparación mantener a toda costa la imagen y función de la pieza.

El proceso de reparación de la fibra es muy parecido al de la fabricación artesanal. Si la pieza tiene una textura especial como la madera o la cantera, se ha de cuidar especialmente la superficie de vista, por lo que se necesitaría una reproducción de una sección tomada usualmente con silicona y comprobar que la misma sea coherente con el grabado existente. Es necesario aplicar Gel Coat con color base y la fibra de vidrio para cubrir un área extensa que garantice la unión de las secciones o partes que deberán ser preparadas lijándolas y limpiándolas a fin de asegurar la cohesión con la nueva fibra de vidrio añadida. Ya con la pieza unida y curada, hay que concentrarse en el terminado, cuidando que las uniones no sean visibles o que el grabado sea continuo, para después volver a limpiar y hacer el trabajo de pintura añadiendo tonos por tonos, tratando de cubrir la mayor cantidad de superficie para que sea menos visible la parte reparada.

Cuando la superficie de la fibra de vidrio es lisa, se debe cuidar de igual modo que al reparar un choque de auto, procurando que la sección reparada tenga el mismo tono de la pintura actual o, mejor, pintando la pieza por completo; en ambos casos el proceso de unión de partes y refuerzo es el mismo.

Si las piezas no pueden ser reforzadas por la parte inferior, solo por el frente, se debe de sustituir la sección, pegar preferentemente con adhesivo epóxico y aplicar resina para cubrir las uniones y al mismo tiempo permitir que se difumine su engrosamiento.

No menos comunes son las fisuras y la superficie estrellada como si se tratara de golpes, pero esto ocurre cuando esta no tiene la opción de expandirse, por lo que simplemente se fisura para crear su espacio natural. En estos casos hay que escarbar en la sección y colocar otra superficie con el mismo tono, así como lijar hasta dejarla tan lisa y pareja que pueda ser pintada de ser necesario.

Finalmente, la reparación de la fibra de vidrio, aunque simple y común, no es fácil de realizar por manos inexpertas. Se recomienda consultar a un experto y de preferencia revisar con exhaustividad toda la instalación para descartar tensiones que al inicio solo provoquen roturas o fisuras pero que más adelante puedan generar mayores problemas. Por ello, cuando exista cualquier problema que deba ser reparado en sus piezas de fibra de vidrio, llámenos y nuestros expertos le darán toda la información para que tome la mejor decisión.

Proyectos Reparación

Contacto






Clientes

vidanta.png

Aviso de Privacidad

En cumplimiento con la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares y con el fin de asegurar la protección y privacidad de los datos personales, así como regular el acceso, rectificación, cancelación y oposición del manejo de los mismos, Afibra de México S. de R.L. de C.V. informa que la recolección de datos podrán ser usados con fines promocionales, informativos, administrativos y estadísticos, relacionados con la operación diaria de nuestra empresa. En cualquier momento, el titular de los datos podrá hacer uso de sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Si desea más información, podrá consultar la versión completa de este documento, en el sitio web de nuestra empresa (www.afibra.com) en el apartado Aviso de Privacidad. Se presume que usted consciente tácitamente en el tratamiento de sus datos mientras no manifieste su oposición.

Contacto

Afibra México

Dirección:
Av. 8 de Julio 1653, Col. Morelos
Guadalajara, Jalisco
México
CP 44910

Telefonos:
(33) 3810-6625
(33) 3810-6629

Líneas de Producto

Terrazas

Interiores

Construcción